Cookies - Grenache S. L.

GR.
Gr.
Gr.
Vaya al Contenido
Cookies

Política de Cookies

A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento, ni se ceden a terceros.

Con la finalidad de ofrecerle el mejor servicio y con el objeto de facilitar el uso, se analizan el número de páginas visitadas, el número de visitas, así como la actividad de los visitantes y su frecuencia de utilización. A estos efectos, la empresa Grenache S.L utiliza la información estadística elaborada por el Proveedor de Servicios de Internet.

La empresa Grenache S.L no utiliza cookies para recoger información de los usuarios, ni registra las direcciones IP de acceso. Únicamente se utilizan cookies propias,  de sesión, con finalidad técnica (aquellas que permiten al usuario la navegación a través del sitio web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que en ella existen).

El portal del que es titular la empresa Grenache S.L contiene enlaces a sitios web de terceros, cuyas políticas de privacidad son ajenas a esta emprea. Al acceder a tales sitios web usted puede decidir si acepta sus políticas de privacidad y de cookies. Con carácter general, si navega por internet usted puede aceptar o rechazar las cookies de terceros desde las opciones de configuración de su navegador.

Para cualquier duda sobre nuestra política de cookies puede dirigirse a info@grenache.es.
Amor  por  el  vino
Una cosa es el vino y otra cosa es el amor, pero si juntas las dos, nace el amor por el vino.
Una tremenda pasión que hace mejor el camino, que da a la vida calor y esperanza al peregrino.
Nace del sol y la tierra en un parto sin dolor, que el amor del bodeguero construye como una flor.
Y las mejores esencias se han reunido en la uva, y de ellas el ser humano ha hecho toda una cultura.
Amigo vino, te alabo por ser capaz de juntar a todo el género humano tan fácil de separar.
Con las raíces profundas de una buena amistad, amigo, tú sí que sabes, me das siempre calidad.
Celtas Cortos
Los miedos son el truco que nos distrae de la magia.
Regreso al contenido